Del “Athleiusre” al “Streetnic”

 

“Athleisure” es un término que ha venido cobrando fuerza los últimos años. Toda revista o blog de moda que se precie habrá utilizado esta palabra en más de una ocasión. Pero, ¿a qué nos estamos refiriendo exactamente? Y, ¿cuánto más durará esta tendencia?

“Athleisure” es, como la mayor parte de los términos utilizados en moda, una palabra de origen anglosajón que se construye juntando las palabras Athletic (atlético) y leisure (ocio). Esta tendencia, que surgió hace unos pocos años, fue impulsada por grandes iconos de la moda como Gigi Hadid o Kendall Jenner que, con sus impecables conjuntos, conquistaron la moda de masas.  Es frecuente ver a gente en la calle o incluso en la oficina conjuntar blusas o vestidos con “sneakers”, llevar leggins de yoga y tops, sudaderas, gorras y toda clase de prendas deportivas.
Y es que precisamente de eso se trata el “Athleisure”, de poder combinar con libertad la ropa deportiva, antes relegada únicamente al gimnasio, con toda clase de prendas. Se trata de una moda que ha causado furor no solo por la liberación que produce no tener que sufrir los tacones a diario en la oficina, sino por ser una tendencia “cool” que te permite ir casual, elegante y formal al mismo tiempo, en función de las combinaciones que elijas.

Pero lo cierto es que, tras unos años viendo cómo los grandes diseñadores primero y posteriormente las grandes cadenas de producción como H&M, Zara o GAP han “violado” hasta la saciedad esta tendencia, cabe preguntarnos cuando tiempo más durará o cuál será su sustituta.
Resulta que últimamente se está hablando del “STREETNIC” (término acuñado por Chip Wilson, fundador de Lululemon),  una tendencia que poco  a poco va cobrando fuerza. La principal diferencia con respecto al “athleisure” es que se da una mayor importancia a la funcionalidad y algo menos al diseño. Es decir, serán prendas muy avanzadas técnicamente en las que la funcionalidad y la practicidad cobran más importancia; prendas de alto rendimiento enfocadas a deportes específicos.

¿Quiere decir esto que la moda deportiva va desaparecer de las calles? Nada más lejos de la realidad, todavía nos quedan muchos años por delante para disfrutar de esta tendencia. Pero en un mundo tan competitivo hay que marcar la diferencia, por lo que, tras invadir las calles, muchas marcas empezarán a penetrar en los gimnasios, para lo cual deberán especializarse. Porque en la moda todo vale, pero en el deporte prima la funcionalidad.

Post a Comment