Cenas ligeras y llenas de energía

Cenas ligeras y llenas de energía, sí, son posibles. Sabemos que muchas de vosotras estáis prestando mucha atención a vuestra alimentación con el fin de mantener vuestro objetivo fitness para el verano, por eso os queremos recordar que el 75% de los resultados de vuestro entrenamiento dependen de vuestra alimentación. Si os gusta entrenar, cuidaros y variar vuestra alimentación, hoy, os traemos diferentes recetas para que no flaqueéis por aburrimiento, falta de creatividad o por no saber cocinar.

Cenas ligeras y llenas de energía

No sé si a vosotras o pasa pero las cenas es el punto más débil en la estructura alimenticia de nuestro día. Generalmente planificamos nuestro menú diario a la perfección pero cuando llegamos a casa después de un día lleno de tareas y cansancio acabamos cenando mal o más de la cuenta.  Así que, cómo os comentábamos más arriba queremos ayudaros a elaborar cinco cenas saludables y ligeras que nos aportarán la energía que necesitamos antes de irnos a dormir. Recetas, fáciles y sanas, que cumplen nuestro requisito de sabores sabrosos y light para cenar.

Si te gusta entrenar, cuidarte y variar tu alimentación, te van a encantar estas 3 recetas.

BERENJENAS AL MISO CON SÉSAMO TOSTADO

1. Lavar las berenjenas, cortarlas en dos y hacer unos cortes en la pulpa.
2. Hervirlas 10 minutos o hasta que la pulpa esté blanda.
3. Escurrirlas.
4. En una sartén con un fondo de aceite de sésamo, freír a fuego flojo las berenjenas por la pulpa durante cinco minutos aprox., taparlo si es necesario.
5. Reservarlo sobre papel absorbente.
Salsa miso: disolver el miso en el agua con un tenedor. Aparte, calentar el azúcar con el sake y el mirin. Cuando se disuelva el azúcar añadir el miso. Hervirlo cinco minutos y dejarlo templar.
Para servirlo: poner media berenjena con la pulpa boca arriba cubierta de la salsa. Espolvorearlo con sésamo tostado.

3 berenjenas medianas,

100 gr. de pasta de miso,

100 gr. de azúcar,

100 ml. de sake,

100 ml. de mirin,

80 ml. de agua,

aceite de sésamo,

sésamo tostado.

ENSALADA DE RÚCULA Y TOMATE SECO

200 g de rúcula,

1 rulo de queso de cabra,

200 g de tomates secos en aceite,

1 manojo de albahaca fresca,

media tarrina de germinados.

Vinagreta y zumo de 1 limón,

125 ml de aceite de oliva Virgen Extra,

20 ml de vinagre de frambuesa,

sal y pimienta blanca recién molida.

CRUMBLE DE TOMATE Y SEMILLAS

Precalentar el horno a 180ªC. Mezclar los ingredientes del crumble hasta que parezca arena mojada. Reservarlo en frío. Engrasar una fuente de horno. Cortar los tomates en rodajas de medio centímetro y cubrir la base. Salpimentarlo, y añadir un chorro de aceite y las hojas de albahaca enteras. Cortar la mozzarella y disponerla sobre el tomate. Cubrirlo con el crumble, sin aplastarlo, y añadir albahaca. Hornearlo 35 minutos hasta que el tomate burbujee y el crumble esté crujiente y dorado. Servirlo recién hecho.

4 tomates

1 bola de mozzarella

aceite de oliva Virgen Extra

sal

pimienta negra

albahaca fresca

Crumble

70 gramos de pan rallado

80 gramos de mantequilla en dados

50 gramos de parmesano rallado

100 gramos de semillas copos de avena, pipas de girasol y calabaza, sésamo negro y lino.

Post a Comment