aprender a meditar

Aprender a meditar, ¡es fácil!

Aprender a meditar, ¡es fácil! Os queremos hablar de la meditación, una práctica milenaria que está experimentando una gran popularidad desde hace unos años. Desde Caviró creemos que son muchos los beneficios que aporta para el bienestar mental y emocional y es muy útil para calmar la mente, para encontrarse a uno mismo o para reducir la ansiedad o el estrés. Sabemos que es un tema que os interesa y por ello, hoy, queremos daros algunas recomendaciones para conectar con vuestra meditación.

Aprender a meditar, ¡es fácil!

Hay muchas técnicas para lograr la meditación, pero lo importante es sentirse cómodo y abierto al nuevo ejercicio para conseguir el resultado tan beneficioso que nos proporciona ésta práctica.

1. No te obligues a meditar con las piernas cruzadas. Siéntete cómoda y elige la postura en la que sientas que puedes desconectar.

2. Si vienen pensamientos, no te agobies, déjalos pasar. No en plan metafórico. Habla con ellos, diles, “ahora no, ya pensaré en eso más tarde”.

3. Date tiempo. Estás empezando a hacer algo para lo que tu mente no está preparada. Hay que tener paciencia.

4. Es importante no estar nerviosa, porqué de esa manera cuesta alcanzar la meditación, estas cerrada, muy rígida y poco receptiva. Necesitas empezar a crear espacio para que la calma entre en tu vida.

5. Haz que el tiempo de meditación sea progresivo. Y ves añadiendo minutos, hasta qué estés preparada.

6. Si eres incapaz de seguir el ritmo de los pranayamas (son ejercicios respiratorios que te ayudan a meditar, son dos sonidos, uno para inspirar y otro para expirar) Inhala contando 2 y exhala contando. Esto nos ayudará a estar más calmados porque estás eliminado cuatro exhalaciones de dióxido de carbono y eso produce una química distinta en tu organismo.

Si consigues controlar estos sencillos seis pasos, verás que los beneficios que te esperan son;

Mayor tranquilidad en las relaciones personales. Te encontrarás más a gusto contigo mismo, a nivel físico son increíbles y lo verás desde el primer día. El sistema simpático que es el que está siempre alerta no estará tan alarmado, el parasimpático comenzará a funcionar gracias a la meditación. Liberarás nudos en la mente y perderás rigidez mental.

En definitiva, practicar la meditación te calmará el sistema nervioso y esto te ayudará a evolucionar muchísimo a nivel personal.

Esperamos que os haya ayudado y os animéis a probar unos minuto al día de meditación.

 

Post a Comment